Julio 2019
Comprender como solución
Aventurarnos a comprender, aventurarnos a desaprender lo que durante siglos hemos aprendido a considerar real sin ser más que una forma ilusoria de describir lo que es la Vida y lo que es el Planeta está siendo la decisión de muchas personas.
Desde hace miles de años ha habido llamadas de atención por parte de aquellos que han experimentado la realidad más allá de lo preconcebido indicando que la existencia sin una idea de yo que suponga la individualidad como categoría superior e independiente es una manifestación de la evolución, de ese acontecimiento habido en el Universo que es la inteligencia y su última manifestación, la autoconsciencia.
Nadie puede afirmar que la vida antes de la humanidad evolucionase por consideraciones lógicas de lo viviente que respondieran a silogismos que requieren sujetos para su construcción y que los acontecimientos fueran consecuencia de choques entre opuestos que pugnaban por lugares de privilegio.
Gregory Bateson, en lo que resultó ser su último ensayo, falleció a los pocos días el 4 de junio de 1980 en la casa de huéspedes del Centro Zen de San Francisco, decía:
“El mundo biológico existía antes de la invención del lenguaje y la distinción entre sujetos y predicados [...] y aún así, los organismos seguían sin problemas. Consiguieron organizarse en su embriología para tener dos ojos, uno a cada lado de la nariz. Consiguieron organizarse en su evolución. De modo que había predicados compartidos entre el caballo y el hombre […] espero que (con esto) haya hecho algo para liberarles de pensar en términos materiales y lógicos, en la sintaxis y terminología de la mecánica, cuando de hecho, están intentando pensar en cosas vivas”.
La idea de individualidad y de independencia, el pensamiento categórico y excluyente es tan reciente que ni siquiera toda la humanidad participa de esas ideas.
Solamente a la luz de la lógica ha empezado a surgir ese mundo ilusorio que hemos dado por cierto, esa forma de vivir inviable a largo plazo, algo ahora constatable, que produce esa zozobra y frustración característica de amplios sectores de la humanidad.
La aventura de comprender ya se perfila como manifestación en muchos individuos que se han dado cuenta de que su individualidad es una palabra con sentido simplemente convencional pero que no ayuda a saber del conjunto armónico y orgánico que es la Vida, del conjunto solamente fragmentable por nuestro impreciso e inadecuado pensamiento de referencia.
Comprender y experimentar la vida sin fisuras y sin opuestos como entidades en permanente pugna, comprender y sentir la vida como ese acontecer espontáneo sin ganancias ni pérdidas donde nada falta ni sobra será la nueva manifestación de la inteligencia. Algo que será visible en los que perciben habiendo abandonado sus prejuicios por lo que se pueden armonizar con lo que es como es y no con lo que creían porque habían aprendido a suponer y dar por cierto lo que no lo es.
El proyecto "La Aventura de Comprender" ha sido concebido para cooperar en el logro de una cultura más acorde con el planeta entendiéndola como explicación y sentido de la existencia; como referencia de las posibilidades inteligentes y creativas de acuerdo con la gran cantidad de factores que intervienen en cualquier actividad y, también, atendiendo a la repercusión de nuestras acciones en el conjunto de la Naturaleza, en un intento plausible de superar la cada vez más evidente, enorme y devastadora diferencia que hay entre lo que creemos ser y lo que realmente somos.

Para acceder a "La Aventura de Comprender" pulse aquí o puede hacerlo en el botón que encontrará en la cabecera de esta página.
Con aica.tv queremos contribuir a que nos interesemos en el lenguaje audiovisual y a que se desarrollen contenidos, en este lenguaje, motivados por la aspiración a la excelencia, a la belleza, al bienestar social y a una forma de vivir acorde con la naturaleza de la vida de este Planeta. Así, en aica.tv, nos preguntamos "¿En qué medida podemos perfeccionar el lenguaje audiovisual y sus contenidos para que sean verdaderas aportaciones culturales?".

Para acceder a aica.tv pulse aquí o puede hacerlo en el botón que encontrará en la cabecera de esta página.